Lámparas LED

¿Por qué debo comprar una lámpara LED?

Las lámparas LED (Lighting Emitting Diode, Diodo emisor de Luz en español)  han sido la respuesta más vistosa para tener un espacio bien iluminado de la mayoría de los decoradores de interiores y zonas laborales por su capacidad de ahorro energéticos e iluminación completa.

Las Luces LED’s fueron diseñadas para tener una mayor capacidad de iluminación con un solo color, especialmente el blanco. Aunque hay prototipos con focos rojos, verdes, amarillos o violetas, según la adaptación del modelo y marca.

Existen diversas ventajas que han impulsado a las lámparas LED’s en el mercado y se hayan convertido en el último grito de la moda en decoraciones para oficinas y habitaciones. Sus atributos son:

  • Son ecosostenible. Se encuentran conformadas por componentes perdurables, no contiene tungsteno, mercurio o el resto de los productos tóxicos presentes en la fabricación de electrodomésticos. Reducen el CO2 hasta un 80%.
  • Ahorra energía. La mayoría de estas lámparas son inalámbricas, por lo que no necesitan cargas eléctricas y las que sí, al ser bombillas LED son más eficaces y necesitan hasta un 85% menos de energía.
  • Mantienen una apariencia moderna acompañada de colores y figuras sofisticadas que ayudan a ver las zonas más armoniosas en relación con otras lámparas convencionales.
  • No queman. Las bombillas convencionales pierden la luz en forma de calor, mientras que las LED’s transforman hasta el 80% de la energía en luz limpia.
  • Están diseñadas para tener una vida útil de 45.000 horas ininterrumpidas, equivalentes a 15 años, pero puede extenderse según el uso que reciba.
  • Soporta temperaturas más altas, humedad y vibraciones que otras bombillas.
  • Los expertos aseguran que las lámparas LED’s soportan un mayor número de caídas y golpes que otros aparatos por su composición antigolpes.
  • No requieren mantenimiento regular. Al ser una lámpara con eficacia energética generan un menos calor por lo que sus piezas no sufrirán recalentamientos.
  • Son más segura. Calienta menos que las lámparas con bombillos incandescentes, reduciendo significativamente el riesgo de quemaduras y accidentes.

Consideraciones a la hora de adquirir una lámpara LED

Los usuarios a la hora de comprar una lámpara LED deben identificar el tipo de lámpara acorde a sus necesidades, el espacio, los colores de las paredes  y el lugar donde será puesto el objeto.

Además, comprobar el tipo de voltaje, de anclaje y otras especificaciones eléctricas que serán proporcionadas por la empresa en el empaque.

Otro tema importante, es el ángulo de la bombilla porque no es igual la iluminación de un foco de 24° a 26°, ideal para zonas pequeñas y cerradas que una de 80° a 120° capaces de alumbrar una habitación hasta un salón de juntas.

Los estilos también juegan un papel fundamental, ya que este tipo de lámpara posee muchas formas y colores.

Los expertos en decoración expresan que para el caso de las habitaciones una lámpara LED de colores y estilo atrevido, es lo ideal, mientras que la más serias deberían de ir para las oficinas o salas de reuniones.

Recomendaciones

La cartera de opciones es infinita, por lo que su elección es un tema complicado, pero cada cliente debe entender que la elección dependerá de sus necesidades. Sin embargo, está corresponde a las lámparas LED’s más vendidas:

 

Mostrando todos los resultados (5)

Modelo Flexo LED regulable de Victsing

Es uno de los modelos que ha recibido mayor receptividad de los clientes por su flexibilidad y libertad de altura y posición, la lámpara LED permiten 360 grados de rotación.

Sus otros atributos corresponden al flexo adaptable de 5 colores distintos junto a los 5 tipos de brillo, manipulados mediante su control a distancia. También posee luz nocturna.

Se encuentra diseñado para una vida útil de 9 años, aunque el tiempo en cuestión puede alargarse dependiendo su uso. El aspecto negativo en la lámpara es que su potencia lumínica no es potente.

Lámpara de techo Sailum

Gracias a su silueta en forma de rectángulo la convierte en una excelente elección para lugares como salas, comedores o cocinas de estar por sus 120 grados de ángulos que le permite disminuir en gran medida las sombras y marcar su diferencia con las lámparas convencionales.

Uno de sus aspectos más atractivos es el bajo nivel energético que necesita para funcionar, posee hasta 4.000 lúmenes de potencia, su temperatura es regulable con valores que oscilan de 2800K a 6000K de intensidad.

Dentro de la compra, incluye un mando control remoto para manipular la intensidad y calidad del brillo.

¿De dónde vienen?

Los inicio de la iluminación LED fueron en 1927 de la mano del inventor y científico ruso en ingeniería Oleg Vladimírovich Lósev pero su auge industrial y comercial inició en la década de los 60’s.

Los primeros prototipos sólo podían ser rojos, verdes y amarillos de iluminación baja, pero con el paso de los años y los avances tecnológicos descubrieron la forma de aumentar la intensidad de la luz, capaz de alumbrar zonas de gran tamaño.

Su funcionamiento consiste en el movimiento constante de un electrón por la banda de conducción a la valencia, durante el recorrido los componentes pierden energía y se manifiesta en forma de fotón, es por ello que su luz es blanca con menos calor.

En cuanto a sus colores, las lámparas LED’s son monocromáticas que dependen del material utilizado en el semiconductor.

Mediante esto se logra la pluralidad de colores, aunque para la conformación de cada uno se debe optar por la combinación entre ellos y el uso de distintas intensidades, salvo el color blanco que se debe mezclar los LED’s azul, rojo y verde para alcanzar el color.